Notas sobre silvicultura

jmbarcena 18 febrero, 2008 0


En España me llaman la atención dos notas de prensa referidas a la silvicultura o selvicultura , una de ellas en  Madrid donde asociaciones ecologistas acusan al Gobierno de la Comunidad de Madrid de repoblar con ejemplares de pino negro (Pinus uncinata) y alerce ( en este caso Larix decidua), las zonas naturales de Horcajuelo.pinus uncinata El plan de reforestación de la Comunidad de Madrid 2006-2010 prevé la plantación de 15 millones de árboles de 52 especies consideradas autóctonas, si bien la discusión actual entre ecologista y la Comunidad se debe a que los primeros creen que especies como el pino negro y el alerce son perjudiciales para las realmente autóctonas, en contra de lo proyectado por los técnicos de la Comunidad.

En Asturias una nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies denuncia que el Gobierno del Principado ha dejado de aplicar el plan de protección contra incendios iniciado en 2006 y que en su momento se considero muy acertado, dada la implicación de muchos sectores.  Como dice la nota de prensa:

«En el Plan se contemplaban una serie de actuaciones relacionadas con la normativa sobre la ordenación de pastos en las zonas quemadas prohibiendo el pastoreo, la realización de vigilancias muy específicas en las épocas y en las zonas de peligro, una serie muy detallada de labores de selvicultura preventiva, campañas informativas muy concretas en los pueblos y dirigidas a los sectores de riesgo, etc., todo ello dotado de unos mecanismos de coordinación eficaces y bajo la supervisión y control de la Comisión Técnica del Consejo del Fuego«.

La Coordinadora dice que el plan ha sido suprimido sin sustituto equivalente y el Consejo del Fuego lleva más de un año sin convocarse.  La crítica se basa en que en Asturias la mayoría de las nuevas plantaciones son de eucalipto y pino , especies pirófilas, ( que arden con facilidad) de manera que la superficie con riesgo de incendio es cada vez mayor en una región cuya orografía es claramente montañosa y abrupta lo que dificulta enormemente las tareas de extinción de incendios.