Es muy fácil hablar

Pablo 31 marzo, 2014 2

Calentar-casa-macetas-velas-2



Es muy fácil decir a las personas lo que tienen que hacer ante una circunstancia cuando no se vive y no se conocen todos los datos. Por ejemplo, en cuanto a qué hacer para llegar a fin de mes.

Los gastos que tiene un hogar son muchos: alquiler, luz, agua, teléfono, si tienes hijos ya subimos ese gasto entre ropa, comida y si van al colegio los libros de texto,que están carísimos.

Es muy sencillo coger  a una familia y decirle que haga un presupuesto cuando lo que ocurre es que lo que tienes que quitar para llegar a fin de mes son las cosas esenciales porque no tienes dinero para todo.

¿Quién puede decir qué es lo esencial para una familia? Una familia que no tiene niños se puede quitar los gastos de libros de colegio, pero una familia que sí los tiene no puede quitarse ese gasto porque es obligatorio que los niños vayan al cole hasta los 16 años. ¿Qué haces entonces? ¿Te quitas de comer por comprar unos libros que luego ni utilizan? No es posible. ¿O pagas el agua pero no la luz? Tampoco es posible.

Lo que sí es posible y no se hace es que se destine dinero para hacer puestos de trabajo y todo el mundo pueda tener un sueldo con el que sacar adelante a su familia. No hablamos de tener lujos, sólo de poder vivir con lo necesario.