El riego de los catus

blogerredas 8 marzo, 2011 1



Como ya hemos mencionado, el riego de los cactus va a depender de varios factores tales como la época del año, y el lugar en que se encuentren, y hasta del material de la maceta en que hayan sido plantados, en caso de que estén en una. Pero esto no es lo único que se debe tener en cuenta en el momento de regar una planta de la familia de las cactáceas. La mejor agua para el regado es la de lluvia. De cualquier manera hay que controlar la cal del agua ya que cuando es muy abundante puede producir manchas en las plantas. En caso de que esto ocurra, lo ideal es utilizar un descalsificador.

De cualquier manera el mejor momento para el regado es por la mañana o en su defecto al final del día. Hay que evitar siempre el riego durante el día, en especial si se moja la planta, ya que las gotas pueden hacer como si fueran cristales y al caer los rayos de sol le producirían quemaduras al cactus. Durante las épocas de mucho calor, lo ideal es regarlos cada 15 días, pero con un rociador, es decir poner poca agua.

Por otro lado hay que tener en cuenta que si se riega en abundancia y la maceta no tiene buen drenaje, este tipo de plantas pueden llegar a pudrirse como consecuencia de la actuación de hongos, los cuales pueden afectar no solo a la raíz, sino también al tallo. Es por esto que nunca por ningún motivo hay que dejar la maceta sumergida en agua, ni nada por el estilo.