La familia de las cactáneas

blogerredas 2 marzo, 2011 0



Existen diferentes tipos de cactus, cada uno con sus características propias. Así están los columnares, los cactus de barril, los esféricos, los arbustivos y los opuntias. Los cactus no solo son utilizados como plantas de jardinería, sino también como alimentos, ya sea del hombre o del ganado, para proteger las tierras de la erosión, para cercar campos o hectáreas, y también se suelen explotar sus condiciones medicinales o tóxicas.

Hay que tener en cuenta que los cactus perteneces a las familias de las cactáteas, la cual posee unas 2.000 especies de plantas diferentes que se localizan en lugares con clima desértico o muy seco, por lo general en América Central y América del Sur, aunque de cualquier manera han sido introducidos en otros ambientes y se han logrado adaptar de buena manera. Así han llegado a ambientes secos y cálidos como los que hay en Australia, el mediterráneo y África oriental. De manera más extraña se pueden hallar especies epifitas las cuales habitan en las expensas de otros vegetales. Estas están adaptadas para vivir en selvas o bosques de climas muy húmedos.

Pasaremos a explicar la importancia que tienen este tipo de plantas en el mundo entero, sacando su uso como plantas de jardinería. Así se pueden usar como alimento de los seres humanos, la mayoría de las cactáceas, pero con la excepción del género de los Pereskia. Todas las demás son aprovechadas por sus frutos a diario. En la región de América central por ejemplo las especies de opuntias utilizadas son las Magacantha var jitomatilli, la cual se usa como reemplazo de los tomates. Además la Opuntia Robusta var robusta cuya corteza se puede comer frita como si fueran papas fritas.