Tierra para los cactus

blogerredas 22 marzo, 2011 0



Sin duda uno de los factores fundamentales para tener en cuenta al momento de tener un cactus es el suelo en el que se plantará. Es que son plantas bastante complejas que requieren de cierto trato especial. Es así que el mejor terreno para poseer un cactus es el que se encuentra conformado por una mezcla entre hojas desmenuzadas, arena de cantera, y arcilla. Aquí hay que tener en cuenta otro punto, que es el que tiene que ver con la arena, ya que la misma no debe ser ni muy fina ni muy redondeada, ya que sino la masa se puede compactar demasiado y asi perjudicar o influir de manera negativa en el drenado del agua.

Es así que hay que preparar el suelo de manera adecuada. Esto hará que la planta tenga unos 4 o 5 años de vida garantizados, tiempo durante el cual sufrirá grandes crecimientos y todo sin necesidad de utilizar ningún tipo de abono. Esta base favorece su crecimiento, pero de cualquier manera se le pueden agregar harina de huesos, yeso o fosfato. Si bien hemos comentado que con esta base ya no se precisa nada más, sirve si se quiere abonar de vez en cuando, aunque siempre de manera gradual. El abono líquido tal vez sea el mejor para colocar en la época de crecimiento.

Caso contrario, si se quiere llevar a cabo un abonado sólido, el mismo debe realizarse sobre el suelo en el que se encuentran las raíces. Asimismo hay que regar la parte abonada de manera superficial, sin demasiada agua extra. Sin duda lo ideal es realizar tan solo un abonado por año en las plantas que hayan tenido un suelo bien preparado cuando fueron plantados. En este caso, se abona cuando comienza el verano cada año y con eso es más que suficiente.