Taludes

jmbarcena 12 agosto, 2008 2

talud ferroviario



En ocasiones al ver los taludes dénsamente poblados de vegetación nos surge la duda sobre la conservación de las vías ( férreas o de carretera) si bien olvidamos por un momento que tiene su porque y es importante. En la mayoría de las obras que se realizan para carreteras y vías férreas hay un componente que a ingenieros y proyectistas complica la vida, los desniveles, de manera que túneles, puentes y pasos elevados constituyen elementos de riesgo y aumentan los presupuestos, en algunos tramos rectos la caja de obra sobre al que va el firme o las vías se abre paso a través de ondulaciones del terreno que es necesario sustentar, para evitar desprendimientos, en zonas montañosas estos pueden ser de piedra y cortar vías inauguradas con cierta precipitación. En numerosas ocasiones esa sustentación del terreno se realiza de la manera más sencilla y natural, con vegetación. Así en los bordes de carreteras, vías de tren y otro tipo de obras públicas es común ver plantaciones o simplemente vegetación espontánea que con sus raíces fija al tierra a los taludes inclinados, evitando así la erosión por escorrentía, a un coste muy inferior que el que supone instalar muros de hormigón o mallas de acero. Ocurre como en todo, que hay técnicas, hay especies silvestres adecuadas, hay planes y presupuestos y luego hay resultados y resultados, las desventajas son que si no hay una planificación adecuada podemos encontrarnos con que lo “silvestre” invade la vía, siendo necesario un mantenimiento periódico, o que si la plantación no ha sido tomada muy en serio tendremos medianas y taludes llenas de plantas de aspecto frágil, secas, uniformes, que dan una imagen penosa y no realizan el trabajo para el que fueron plantadas. en estos días de viajes fíjense en los taludes, en su vegetación y sus múltiples variantes.

Búsquedas Relacionadas:

  • formas de decorar taluces