Riego por aspersión

blogerredas 28 diciembre, 2010 1

El riego por aspersión tiene algunas ventajas. Todo jardinero tiene que conocerlas en el momento de decidirse por algún sistema en especial. Lo primero que hay que pensar es que para poder tener un riego por aspersión positivo es necesario contar con una buena presión de agua, una estudiada red de tuberías que estén conectadas a la presión que se mencionó anteriormente, los aspersores apropiadas que también sean capaces de esparcir el agua a presión. La misma les tiene que llegar por una red de distribución. Además, también es fundamental contar con un depósito de agua que conecte con la red de tuberías.

Cuando se pueda tener todos los factores que se mencionaron en el párrafo anterior, se podrá llevar adelante el riego por aspersión que se habló anteriormente.


En cuanto a la presión del agua, hay que decir que es importante por dos aspectos. El primero de ellos es que la red de distribución se multiplica en proporción a la superficie que se tiene que regar. Además, se tiene que tener en cuenta que el agua tiene que llegar al mismo tiempo y a la misma presión a las bocas en donde se encuentran instalados los mecanismos de difusión, es decir, los aspersores.

Por otro lado, en el hipotético caso de que la presión de la red no sea la suficiente, se tiene que instalar un motor que otorgue esa presión necesaria desde el depósito hasta los aspersores. Esto es importantísimo debido a que la presión del agua es una obligación para poder realizar el sistema de riego por aspersores. Si no se cuenta con ese detalle, el método no se podrá realizar en el máximo esplendor.