El riego por inundación

Hay diferentes tipos de riesgos que se pueden llevar adelante dependiendo las necesidades que tenga cada uno. En algunos casos, el único objetivo que se tiene es que todas las plantas del jardín del hogar se mantengan de la mejor forma. En ese caso, no hay que pensar en otra cosa más que en un riego manual y simple, ya que la tarea será sencilla. Pero hay zonas que necesitan de un trabajo mayor. Cuando la superficie que se necesita cubrir es demasiado amplia, se tiene que buscar otra alternativa que facilite el riego. En este caso trataremos el riego por inundación que se utiliza muy frecuentemente en los campos de gran magnitud.

En este sistema el agua procede del centro de acopio que se puede denominar embalse, pantano o simplemente centro de almacenamiento. De ese sitio discurre a través de grandes canales hasta llegar a los centros de distribución que van a repartir por acequias medianas y pequeñas con el fin de poder alcanzar la parcela que sea el objeto del riego. En ese lugar, el agua va a llegar por gravedad y va a inundar la zona de plantación. De esa forma, la cantidad de líquido que tendrán las plantas será exorbitante.

Los jardineros que buscan este estilo sólo tienen en su mente poder descansar tranquilos de que las plantas tienen un riego adecuado y que no les faltará agua. La gran mayoría de los casos en donde se utiliza esto es en las zonas de altas temperaturas y donde cae el sol de manera constante. Esto hace que todo el riego dure poco en la zona, ya que la fuerza del clima es suficiente para las zonas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies