Las virtudes del geranio

El geranio le aporta un gran color al jardín de nuestro hogar. Pero no es únicamente para el mundo exterior, sino que también se puede emplear en el interior sobre una maceta, con un cuidado especial. En este sentido, hay que decir que necesitan una abundancia de luz y que la luz solar directa no les perjudica en lo absoluto. Además, soporta temperaturas muy elevadas por encima de los 30 grados centígrados sin ningún inconveniente, pero en el invierno es mejor que no se las exponga a un clima por debajo de los 10°.

En cuanto al riego que necesita el geranio tiene que ser con mucha frecuencia en verano, debido a que en esa época del año no se producen muchas precipitaciones. Por ese motivo, se tiene que hacer esa tarea entre 2 y 3 veces al día. En cambio, en invierno se puede no regar a la planta, debido a que no recibe altas temperaturas y suele llover con más intensidad. Siempre hay que estar atentos a las precipitaciones para no excedernos con el riego, ni que tampoco le falte agua al geranio.

Otra observación que se puede hacer es que si se puede se tiene que evitar que el agua del riego caiga de manera directa sobre las hojas y las flores. El motivo de esta cuestión es que eso hace que las mismas se pudran. Por esa razón, es preferible una atmósfera seca y que el riego se haga siempre en la zona inferior de la planta.

Para concluir, hay que decir que no es complicado poder tener un geranio en el hogar ya que cuidarlo es una tarea sencilla. Y no hay que dejar de tener en cuenta la maravilla estética que le aporta a nuestro jardín, ya que cuando florece es una planta extraordinaria.

2 comments

  1. no pueden acaso poner mas informacion como…
    cual es su observacion
    a
    o son flojos???
    (

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.