Mayo en el jardín, introducción.

fucsias

En pleno mes de mayo , con la primavera en su meridiano nos pueden ocurrir varias cosas que afectan al jardín. Los días han aumentado su duración, hay más horas de luz de manera que a estas alturas estań brotados la mayoría de los  caducifolios y empezamos a ver una extensa floración en praderas. Las plantas estimuladas por la temperatura y la luz han iniciado su ciclo vital, los cuidados del invierno y los abonados tempranos de primavera les dan vigor y fuerza, si bien este año en España el invierno particularmente seco hizo temer por las cosechas y por el estado vegetativo de los ejemplares de los numerosos parques y jardines.Las lluvias recientes, en algún aso excesivas, han dado humedad, y permitido que las reservas de minerales en el suelo estén a disposición de las raíces. Este es un momento crucial, en el que unas lluvias torrenciales, un golpe de calor o una plaga  pueden arruinar la floración y con ella la fructificación ( la cosecha por consiguiente), de manera que hemos de estar atentos a los boletines fitosanitarios de los organismos pertinentes, a informes meteorológicos y confiar en nuestro buen criterio a la hora de planificar la plantación, un jardín por mucha semántica que usemos no deja de  ser una plantación, bella, pero igual que un huerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies