Las virtudes del enebro

blogerredas 26 febrero, 2011 0



El nombre científico que tiene el enebro es Juniperus, pero también se la conoce vulgarmente como Sabina o Tascate. Esta planta forma parte de la familia de las Cupresáceas. Este genero está formado aproximadamente por 60 o 70 especies que son todas plantas arbustivas y arbóreas. Las mismas provienen todas del hemisferio norte. Las hojas de esta clase de plantas son perennes con forma de aguja. Pero se distinguen en las tonalidades de las hojas dependiendo de la especie que sea cada planta. Los colores más frecuentes que se pueden encontrar son verdes, azulados, plateados o amarillentos.

En lo que se refiere a la fisonomía de las plantas, también hay una amplia variedad, ya que las mismas pueden ser cónicas, rastreras y columnares. En este sentido, hay que aclarar que son plantas muy rústicas.

Una de las mayores virtudes que tiene esta planta es que soporta muy bien climas adversos. Esto significa que se mantendría a la perfección en los fríos más extremos que hay en el norte, pero también toleraría los calores muy fuertes del mediterráneo. Esto es muy importante, ya que se puede colocar la planta tanto al sol de manera directa como a la sombra. Siempre depende de la variedad.

En un terreno en donde haya tierra de brezo y de hojas se mantendrá muy bien la planta, pero al ser caracterizada como una planta rústica, hay que remarcar que puede vivir sin problemas en cualquier tipo de sustrato. El que se mencionó en el comienzo del párrafo sería el ideal para el enebro.

Por último, hay que decir que el momento ideal para plantar este tipo de especies es en primavea o en otoño.