Humedad ambiental

jmbarcena 7 marzo, 2008 0



La humedad absoluta es la cantidad de vapor de agua presente en el aire, expresada en gramos de agua por kilogramos de aire seco (g/kg), gramos de agua por unidad de volumen (g/m³) o como presión de vapor (Pa o KPa o mmHg). A mayor temperatura, mayor es la cantidad de vapor de agua que permite acumular el aire si bien sobrepasado un límite ese vapor se licua, aparecen las gotas de agua. La humedad relativa en la atmósfera nos indica la cantidad de vapor de agua real  existente en una masa de aire,es decir si una masa de aire admite 100 unidades de vapor de agua y tenemos en esa masa 80 unidades diremos que la humedad relativa es del 80%. Al acercarse al punto de saturación más probabilidades hay de precipitación en las diferentes formas, lluvia, rocío, nieve o granizo. En las zonas climatológicas consideras húmedas esta humedad suele mantenerse por encima del 70% alcanzando en ocasiones valores próximos al 100%,( valor que se da en los momentos de precipitación) con lo que se producen en condiciones de altas temperaturas brumas, y un fenómeno llamado nebulización, las gotas de agua son tan diminutas y de tan poco peso que flotan en el aire como en un baño de vapor o una sauna. Este tipo de humedad es muy frecuente en los trópicos y asociado a las altas temperaturas da como resultado una vegetación exuberante, con una variedad biológica inmensa y de una riqueza paisajística que sobrecoge.( sigue)

En las zonas no tropicales pero de alta humedad podemos encontrar los bosques caducifolios o templados, en los que robles, castaños, hayas, cercis, y sauces abundan, conformando un tipo de paisaje que cambia según las estaciones del año, de la plenitud de la primavera, a la desnudez del invierno pasando por la explosión de ocres del otoño. Según disminuye la temperatura el agua se va transformando en hielo, nieve y granizo y las plantas adaptándose a esas circunstancias adoptan formas, modifican órganos y evolucionan para sobrevivir, es el reino de las coníferas, especialistas en sitios duros, climas rudos. Curiosamente en muchos jardines competimos por tener representantes de todas esas zonas climáticas, si bien no siempre es posible, pocas veces recomendable y en muy contadas excepciones se llega a ver( El hall de la estación de Atocha en Madrid presenta una parcela que imita un bosque tropical,y si bien su factura es perfecta quizá los habituales a esos bosques podrían decirnos más al respecto) . Podemos modificar suelos, corregir deficiencias de abonado , incidir en la luz con sombreo, e incluso con el riego podemos imitar nebulizaciones, sequías o climas templados, el Real jardín Botánico de Madrid posee un recinto en el que se recrean las diferentes zonas climáticas y su vegetación; pe es indudable que un parámetro que afecta a millones de metros cúbicos de atmósfera es imposible de modificar, ( ni aconsejable como estamos observando ), de manera que a la hora de plantearnos una plantación, un diseño, o comprar ejemplares debemos de contar conque algo tan diminuto como las gotas de rocio pueden ser quienes nos condicionen pese a toda nuestra técnica.

Sobre la atmósfera: Atmósfera