Caminos y accesos en el jardín.

jmbarcena 17 abril, 2008 0


carretilla de jardín

Cuando diseñamos nosotros mismos un jardín , el propio por lo general, muchos son los factores que nos parecen complicados, y sin embargo obviamos algunos detalles que son imprescindibles. Básicamente tenemos dos zonas en el jardín, la que contemplamos y la que pisamos, es decir los grupos de flores, arbustos o «arboretos» que son meramente contemplativos, y las praderas, cenadores, terrazas que son zonas de uso o paso. Hay cientos de post e informaciones al respecto de la estética de los pasos, de los materiales, de si curvas, paso japones, losetas cortacéspedo traviesas de tren, si bien hay un factor que en ocasiones se nos olvida y es el mantenimiento del jardín, las tareas de siega, poda, desbroces, trasplantes, reposición de marras , reparación del sistema de riego, de conducciones eléctricas, así que en función del tamaño del jardín debemos de planificar vías de acceso para esos trabajos rutinarios pero imprescindibles. Vías por donde llevar una carretilla de obra no sea una tortura, un paso de 0,75 metros de ancho es más que suficiente, o por donde podamos pasar la cortacésped sin tener que levantarla en volandas atravesando la casa (muy típico en los chalets adosados que prometen zona verde incluida). Esta precaución nos puede ahorrar disgustos y costes si llegase el caso de tener que podar un árbol de buen porte, reponer sistemas de riego o elementos arquitectónicos, y créanme, cuanto más complicado sea acceder a un lugar antes necesitaremos acceder a él. Si la parcela es amplia podemos hacer esas vías coincidiendo con los límites, o los muros, caminos de grava ligera que pueden quedar camuflados pero de gran utilidad, o zonas de acceso en rampa para transportar elementos de gran tamaño, si la parcela nos permite hacer varias salidas al exterior debemos de considerar una entrada de servicio que nos permita el paso de útiles e incluso maquinaria y en la medida de lo posible diseñar un trazado lógico, serpentear entre lavandas cuando se acarrea un árbol con cepellón no es la mejor manera de trabajar.